Angely Marín

Un equipo de biólogos y veterinarios I+D de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), realizan la inspección y toma de muestras de las sardinas muertas encontradas en Costa del Este, Panamá Viejo y Coco del Mar.

Residentes de estas áreas realizaron ayer una denuncia sobre la gran cantidad de peces muertos. Mostraron su preocupación por los malos olores que empezaron a sentirse en estos sectores.

Publicidad

Entre los posibles factores que ocasionaron estas muertes están, el afloramiento de algas, el aumento de nutrientes, la contaminación causada por el ser humano o buques pesqueros que estén transitando cerca de esta zona.

La autoridad realizará los estudios para determinar la causa del suceso.

Publicidad