Milagros Córdoba

La bondad del panameño y extranjero se evidenció una vez más con el caso de Argelis Monte, una hija abnegada que con una sonrisa en su rostro agradeció las donaciones de medicamentos, cajas de comida y la cancelación completa del cuarto de alquiler donde vive con su madre, que enfrenta una enfermedad terminal.