Catherine E. Perea

El diputado Arquesio Arias, del circuito 10-2 de la Comarca Guna Yala y miembro de la bancada del Partido Revolucionario Democrático (PRD) atribuyó las denuncias en su contra por abuso sexual a ataques políticos y descartó dejar su curul en la Asamblea mientras se desarrolle la investigación.

"La investigación se está dando por un caso cuando yo ejercía como médico, pero actualmente yo estoy en la Asamblea...ya yo estoy separado de mi cargo como médico", respondió en una rueda de prensa ante preguntas sobre si se mantenía en el cargo.

Publicidad

Según Arias, las dos pacientes que interpusieron las denuncias en su contra son hermanas y son familiares de un copartidario con quien compitió en las elecciones primarias del colectivo, y aseguró que posteriormente esa persona apoyó al exdiputado a quien ganó en las elecciones generales del pasado 5 de mayo.

"El origen de este caso es una conspiración política local, pero ahora están usando este caso para atacar a mi partido, a mi familia y a la institución donde trabajo", manifestó.

Hoy el magistrado fiscal de este caso, Olmedo Arrocha anunció que la audiencia de imputación de cargos a Arias será este viernes 18 de octubre. También pidió una audiencia de medida cautelar al Pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Sus colegas, las diputadas Mayín Correa, Ana Giselle Rosas y Génesis Arjona solicitaron a Arias que se separara temporalmente hasta que se defina su situación legal por estas denuncias.

En tanto, el presidente Laurentino Cortizo dijo sobre este caso "si fuese Nito Cortizo, yo me separo para que investiguen".

La Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal) y el Instituto Nacional de la Mujer (Inamu) también se pronunciaron sobre este caso, exigiendo su separación y una investigación expedita.

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) admitió de manera unánime dos querellas contra el diputado, la primera el 8 de agosto, y la segunda el día 22 de ese mismo mes.

Publicidad