Odalis Núñez

En el marco del Día Latinoamericano de Prevención de Quemaduras que se conmemora el próximo 26 de octubre, el Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel lanzó una campaña que busca orientar a las personas de cómo prevenir y qué hacer en el momento que se presente algún caso.

Con el lema “Tu piel no tiene armaduras, evita las quemaduras”, la institución decidió que durante toda ésta semana se realizarán jornadas de charlas, talleres y stands interactivos para los niños con el apoyo del Cuerpo de Bomberos de Panamá y el sector privado que capacitó a padres de pacientes, niños, jóvenes, colaboradores y visitantes respecto al tema.

Publicidad

De acuerdo con cifras del Hospital del Niño anualmente ingresan un promedio de 450 pacientes al Servicio de Quemados de ese nosocomio.

Los datos también revelan que la mayor cantidad de estos hechos están relacionados a quemaduras por escaldaduras, es decir, “líquido caliente o aceite caliente, además de que al menos el 60% de los casos reportados se refieren a niños menores a los 4 años”.

Marvis Corro, jefa del Servicio de Quemados hizo énfasis en que la realidad actual evidencia que “lamentablemente en Panamá no se ha logrado establecer una campaña de prevención de quemaduras activa, sino que ha sido una campaña pasiva, principalmente en los meses de diciembre” que es cuando se incrementan las incidencias por el uso de artefactos pirotécnicos.

Recomiendan:

-Evita cocinar, beber o llevar alimentos calientes mientras carga a su hijo.

-No colocar alimentos y líquidos calientes en las mesas.

-No usar manteles cuando haya niños pequeños.

-Gira las manijas de las ollas y de las sartenes para que apunten hacia la parte trasera de la cocina, y usa las hornillas traseras siempre que sea posible. Supervisa siempre la cocina mientras cocinas.

-Establece zonas prohibida como la cocina, fogones o cualquier área de cocina.

-Mantén los dispositivos térmicos fuera del alcance de los menores, entre ellos, planchas y rizadores, etc.

-Comprueba la temperatura de los alimentos antes de servirlo a niños pequeños. Ten cuidado al calentar alimentos o líquidos en un microondas, ya que podría hacerlo de manera dispareja.

-Cubre los tomacorrientes que no se utilicen con una tapa de seguridad. Introducir un tenedor, una llave u otro objeto de metal en un tomacorriente podría provocar una quemadura eléctrica.

-Mantén los cables eléctricos fuera del camino para que los niños no se los lleven a la boca.

-Reemplaza los cables eléctricos dañados, frágiles o desgastados.

-No instales cables por debajo de alfombras ni de tapetes.

-No permitas que los niños jueguen con fuegos artificiales o bengalas ni cerca de ellos.

-Guarda los fósforos y los encendedores bajo llave, enseñe a los niños que los fósforos y los encendedores no son juguetes.

-Mantén las velas encendidas fuera del alcance de los niños y apágalas antes de retirarte de la habitación.

-Ten cuidado con los cigarrillos. No fumes dentro de la casa, en especial, en la cama. Usa ceniceros grandes y profundos. Vacíalos con frecuencia y se deben mojar con agua antes de tirar las cenizas y los cigarrillos.

¿Cómo actuar en el caso de que su hijo sufra alguna quemadura?

-Dejar caer abundante agua del grifo sobre el área de la quemadura hasta que la persona se sienta aliviada, siempre que la quemadura sea pequeña.

-Aislar lo que esté quemado en la piel como ropa, aretes, líquidos u otros objetos.

-Cubrir el área quemada con algo limpio.

-Trasladar al menor al centro médico más cercano.

Publicidad