José Iván Barrios

El ajuste hecho recientemente por el Ejecutivo al salario mínimo no ha dejado contentos ni a los trabajadores, que aseguran el presidente no los escuchó, ni a los del sector empresarial quienes consideran que la economía panameña no admitía un aumento.