El presidente de la Conferencia Episcopal Panameña, Monseñor Rafael Valdivieso Miranda

Odalis Núñez

"No es un tema religioso, es una situación humana”, así reaccionó el presidente de la Conferencia Episcopal Panameña, Monseñor Rafael Valdivieso Miranda, refiriéndose a las declaraciones del papa Francisco sobre las uniones civiles entre parejas del mismo sexo para el documental “Francesco”.

Publicidad

“Ninguna familia puede excluir a sus hijos de esta situación, somos conscientes que a veces una persona con esta realidad sus padres los rechazan, no los aceptan y es una situación difícil, somos conscientes y claros de esto”, dijo Valdivieso.

Sostuvo que en reiteradas veces la posición de la iglesia es la protección de modo civil, ya sea por “un convenio o contrato” para personas que viven con sus parejas o amigos “que de pronto compartieron un apartamento en la universidad, los gastos de la casa, cuando esa persona muere o por cosas de la vida se separen ya viene los conflictos”.

Recordó una carta del papa emérito Benedicto XVI al decir que es un tema muy complejo “que a veces la persona misma no entiende, muchas veces los que acompañan psicólogos y nosotros los religiosos no entendemos la complejidad que tiene... lo decía el cardenal alemán Joseph Ratzinger, es una cruz que se lleva y que siempre se ve marcado por el señalamiento, la discriminación y es una realidad humana”.

Insistió en el llamado del cardenal alemán a no juzgar y acompañar en la persona y las familias.

Sobre si las declaraciones en el documental “Francesco”, son exclusivamente del Sumo Pontífice o la postura de la Iglesia Católica, Valdivieso expresó “lo que yo proclamo, lo que yo anuncio, es lo que yo creo es mi convicción, no me atrevería a decir algo de lo cual no estuviera claro con esto”.   

El Monseñor Valdivieso expresó que el papa Francisco y la Iglesia Católica “han visto el sufrimiento de las personas, y para la gente es más fácil señalar, pero son seres humanos e hijos de nuestras familias, al que se le trata en la medida que busquen un camino o solución de lo integral o auténtico”.

Reiteró que es un tema complejo, “se respeta a la persona, y si existe alguna persona que un hombre de la iglesia ha tratado con dureza, crueldad o discriminación, perdón, el Papa está claro en sus realidad, complejidad y el sufrimiento de las personas desde su humanidad”.

Publicidad