El arzobispo de Panamá, Monseñor José Domingo Ulloa

Odalis Núñez

El arzobispo de Panamá, Monseñor José Domingo Ulloa insistió, que la Iglesia Católica sigue firme y en defensa del matrimonio hombre - mujer, al tiempo que hizo un llamado, a tener conciencia crítica "ante la manipulación de la información".

Esto, refiriéndose a las declaraciones del papa Francisco para el documental “Francesco”, que a juicio de Ulloa fueron sacadas de contexto sobre la protección civil entre parejas del mismo sexo.

Publicidad

Durante la celebración este domingo desde la Catedral San Juan Bautista de Chitré, Ulloa en la homilía, expresó el Papa “ha dicho que las personas con atracción a personas del mismo sexo, tienen derecho a estar en su familia de origen”.

Según el arzobispo metropolitano en las declaraciones del Sumo Pontífice no mezcla “el matrimonio católico con la convivencia del mismo sexo”, puesto, que “ha señalado que deben estar protegidos por una ley de convivencia civil en caso de herencia, de ser hospitalizado”.  

Incluso, esa normativa puede servir para otras personas, no necesariamente por afinidad sexual “que puede ser protegida”.

Subrayó que lo dicho por el papa Francisco no es nada nuevo “es que en la iglesia todos son recibidos justos y pecadores, no hay exclusión...las personas con atracción de su mismo sexo no están excluidas de la iglesia, ya que Dios solo juzga desde el amor como padre misericordioso. El Papa también dijo algo que se ha sacado de contexto: ninguna familia puede excluir a sus hijos por cualquier razón, sea una prostituta, sea un corrupto o lo que sea, incluso lo sabemos no aceptando la situación, pero eso no lo excluye del seno de su familia original”.

El Monseñor Ulloa reiteró que “debemos aprender a buscar el origen de la fuente en el caso de los comunicadores y formarnos en la conciencia crítica de no consumir ciegamente todo lo que se nos coloca ante los ojos”. 

Puntualizó, que el matrimonio hombre y mujer, es la verdad que anunciará siempre la Iglesia y no porque lo diga la Iglesia, sino porque la institución familiar del hombre y de la mujer es anterior al cristianismo, desde el inicio de la civilización.

Publicidad