Ameth Pérez

Las personas mayores de 60 años y las embarazadas deben regresar a sus puestos de trabajo. Esta decisión del Ejecutivo ya es cuestionada.