No cabe duda que el amor por los animales puede traspasar fronteras. Un joven chileno grabó el momento en que se disponía a enterrar a su pájaro luego de fallecer, con mucha tristeza narraba lo que sentía en el momento por su partida, hasta le cantó mientras con pala en mano, despejaba un poco la tierra para abrir un hueco y darle finalmente cristiana sepultura a su mascota.