AFP

Una treintena de jugadores en silla de ruedas se alistan para un partido de básquetbol. En una cancha que hasta hace unos meses era un basurero cubierto de maleza, y con espíritu deportivo y solidario, renuevan esperanzas frente a la crisis venezolana.