Reportajes: La insuficiencia renal crónica es una enfermedad que cada año aumenta en Panamá. Estadísticas de la Caja de Seguro Social revelan que en 1990 se atendieron unos 30 pacientes, en el 2007 alcanzó los mil casos, 2011 se contabilizaron mil 500 y 2012 otros mil 700. La hinchazón en tobillos, pies y piernas; mal aliento, sangre en las heces, fatiga y falta de apetito son algunos de los síntomas. El trasplante es la esperanza de muchos pacientes.