Raúl López Aranda

Miles de personas sufren en silencio una enfermedad que les causa un doble dolor; el físico y el rechazo. Muchos de estos pacientes son niños y adolescentes que sufren acoso escolar; un abuso que los podría a llevar a decisiones extremas.