Raúl López Aranda

En medio de la pandemia del Covid-19, muchas familias panameñas han producido para subsistir y comercializar parte de sus cultivos. Es un trabajo noble que en Pananá se encuentra reglamentado.