EFE

Utilizan el movimiento de sus dedos y los bordes de las palmas de sus manos para reconocer con precisión cualquier parte del cuerpo. Son invidentes mexicanos que leen con exactitud el estado de espaldas, hombros o cuello de los pacientes con problemas musculares.