La apertura de la nueva sucursal de Popeyes en la 24 de diciembre fue la ocasión perfecta para que dos campeones de Calle 7 Panamá, Lissette y Daniel se dieran su vuelta, no sólo para comer el mejor pollo, sino también para compartir con los fanáticos.