Los competidores de Calle 7 Rafe y Vlady, dejaron de lado las competencias físicas para aventurarse al mundo de la danza junto a unas instructoras que demostraron, que en el baile la competencia si es de verdad.