"Crazy in Love" fue la canción que interpretó Beyoncé en el tercer show.