La semifinal de Yo Me Llamo estuvo realmente cardíaca y así se vivieron los mejores momentos de la noche.