Esta dupla fue lo máximo, desde el primer momento se apoderaron de la cocina más divertida de Panamá en Fuego vs. Fuego.