En el mes de enero, todos queremos recuperar el tren de entrenamiento que teníamos lo más pronto posible, en las fiestas con tantos desórdenes alimenticios, hemos quedado muy hinchados, con poca energía y sin muchas ganas de entrenar, y ni de hablar hasta de un par de libras de más.