Los maquillistas de Yo Me Llamo, afirman que la transformación de Ricardo Montaner era una de las menos complicadas.