Miley Cyrus recuerda a la "Hanna Montana" más controvertida

Aunque en su nuevo sencillo y videoclip, 'Malibu', la cantante Miley Cyrus regresa de alguna forma a sus raíces folk, apostando por un estilo mucho más melódico y adoptando una estética más recatada y bucólica, ella misma se ha encargado ahora de recordar a la opinión pública aquellos años de transgresión en los que explotaba al máximo su sexualidad y, de paso, reivindicaba abiertamente el consumo de marihuana.

De hecho, a su paso por la que fuera su casa en los tiempos de la serie 'Hanna Montana', la artista ha vuelto a dejar claro que su carácter irreverente no tiene nada de pasajero sino que siempre ha formado parte de su ser.

"La verdad es que siempre he sido una chica controvertida, desde el principio", indicó durante una entrevista a Radio Disney, centrada precisamente en aquella época en la que se armó de valor y acabó presentándose al casting de la serie que la convertiría en una estrella. "Como podéis ver en mi camiseta pone: 'Debería tener mi propio show en televisión'", aseguró al tiempo que visualizaba la cinta de vídeo que contenía su audición.

En la citada grabación con la que los presentadores del programa quisieron sorprenderla, la carismática intérprete ya daba buena cuenta de la determinación y la seguridad en sí misma que derrochaba a pesar de que era tan solo una niña. De hecho, en otro extracto del clip la entonces adorable Miley contesta así de rotunda a la pregunta de si contaba con un contrato discográfico con el que lanzar su carrera: "No, pero tengo muy claro que conseguiré uno muy pronto".

Después de echar la vista atrás para rememorar los orígenes de su azarosa andadura en el mundo del espectáculo, Miley Cyrus podrá centrarse de nuevo en los preparativos del que será su próximo disco, que como ya ha demostrado su primer corte, el citado 'Malibú', supondrá una nueva reinvención de la estrella al más puro estilo Madonna.Pero ese proceso de transformación artística en el que está inmersa parece que también lleva aparejado un profundo cambio en su vida personal, ya que como la propia Miley confesaba hace unos días, de cara a esta nueva etapa ha preferido "limpiarse" por dentro y renunciar durante una temporada tanto al alcohol como a la marihuana.

"De verdad que odio cuando la gente no es capaz de adaptarse. Yo solía resistir el cambio, pero la verdad es que llevo tres semanas sin fumar hierba, que es el tiempo más largo en que he estado sin hacerlo. Tampoco estoy bebiendo nada, estoy completamente limpia ahora mismo. Era algo que quería hacer desde hace tiempo", explicaba a la revista Billboard.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes