Victor Ballesteros se trasladó hasta Chiriquí para conocer la historia de Gerardo Blanco, un compositor de más de 100 canciones para los tipiqueros Panameños.