En esta segunda ronda, los trovadores y reggaeseros se enfrentaron al ritmo de reggaeton en la gran final de Flow A Lo Panameño.