Una ballena blanca que vivió 30 años en un acuario en San Diego, California, era capaz de imitar la voz humana, anunciaron el lunes los investigadores que registraron los sonidos del cetáceo.