AFP

Por 17 de sus 20 años, Flora ha tenido que esconderse a causa de la deformidad en su rostro, causada por el noma. Una ONG en Costa de Marfil busca ayudar a personas como ella para superar el rechazo social por medio de cirugías faciales.