Los competidores de la tercera temporada de Top Chef Panamá tuvieron que enfrentar desafíos culinarios en el Valle de Antón, donde se enfrentaron a tres pruebas. Entre ellas, un reto de comida representativas de las diferentes provincias y en la eliminación la prueba fue elaborar un tamal.