AFP

De día, llevan traje y corbata y trabajan en la City; por la noche, se ponen los guantes para entrenar y convertirse en el próximo Rocky Balboa de Londres.