Ciencia Ciencia -  22 de noviembre 2012 - 12:12hs

Hallado un barracón para esclavos del nazismo en viejo aeropuerto Berlín

Berlín, ( EFE ). Arqueólogos alemanes han encontrado restos de un barracón supuestamente utilizado para esclavos del nazismo en el antiguo aeropuerto de Tempelhof, el aeródromo identificado con el puente aéreo que salvó a Berlín del bloqueo soviético en la Guerra Fría, informó hoy el jefe de dichas excavaciones, Jan Trenner.

Según Trenner, que lidera las excavaciones que se efectúan en el solar, apenas 30 centímetros debajo de lo que fueron las pistas de aterrizaje y despegue se hallaron los fundamentos de un barracón.

Ello apuntalaría la teoría, según el arqueólogo, de que el nazismo utilizó el gran solar para albergar a miles de trabajadores forzosos, en condiciones inhumanas.

Los indicios apuntan a que este habría sido el uso más o menos parcial del solar, a partir de 1941 y probablemente hasta la caída del Tercer Reich.

Tempelhof quedó fuera de servicio hace tres años y desde entonces se ha convertido en un nuevo gran parque ciudadano, sea para pasear, hacer deporte o incluso practicar el esquí de fondo, en invierno.

El equipo de arqueólogos que excava en su subsuelo encontró ahora restos de ese barracón, construido con materiales extremadamente frágiles, lo que permite suponer que quienes estaban confinados ahí sufrieron la dura climatología invernal berlinesa.

Se han hallado, asimismo, residuos de hornillos de cocina y precarios sanitarios, lo que sustenta la tesis de que estaban destinados a confinados del nazismo.

El aeródromo fue inaugurado en 1923 y se convirtió tras la llegada de Adolf Hitler al poder, diez años más tarde, en el aeropuerto central de la capital alemana.

Para la memoria colectiva, Tempelhof es recordado sin embargo como el aeródromo que salvó del hambre al Berlín de la Guerra Fría durante el bloqueo soviético en 1948-49.

Fue el aeropuerto de destino de la mayor operación humanitaria aérea de la historia, el puente que funcionó del 26 de junio de 1948 al 12 de mayo de 1949.

Los aviones aliados transportaron a la ciudad entonces partida dos millones de toneladas de alimentos, carbón y medicinas, en 200.000 vuelos.

Su cierre definitivo estuvo precedido de un largo debate ciudadano acerca de la oportunidad de mantenerlo en servicio o de clausurarlo, por haber quedado obsoleto y por razones de seguridad, ya que queda en pleno casco urbano.