El esperado regreso de Ricky Gervais, con su humor siempre alejado de cualquier corrección, y la reivindicación de los pueblos indígenas de Leonardo DiCaprio fueron dos de los momentos más destacados de la 73 edición de los Globos de Oro celebrados esta noche en Los Ángeles.