AFP

La película “Mulán” de Disney, que acaba de salir en Disney+, es objeto de llamados al boicot para protestar contra el rodaje de ciertas escenas en la región china de Xinjiang, donde Pekín está acusado de violaciones de los derechos de los uigures.