EFE

Montar en el metro de Moscú no es solo una singular experiencia por la belleza y el lujo de sus estaciones. También puede ser un viaje al mágico mundo del Séptimo Arte gracias a los trenes cinematográficos que circulan por sus profundos túneles.