EFE

Los mercadillos navideños de Praga vuelven a ser este año lugar de encuentro preferido de turistas y locales, a pesar de las bajas temperaturas, al ofrecer un ambiente cálido endulzado por el sabor del "trdelník", un tradicional pastel, licor de miel, patatas de mazapán y diferentes chocolates locales.