Ammán Economía -  1 de septiembre 2012 - 16:22hs

Gobierno jordano pide 700 millones para asistir refugiados sirios

Ammán, ( EFE ). El Gobierno jordano hizo hoy un llamamiento urgente a los donantes internacionales para que le ayuden a asistir a 177.000 refugiados sirios, lo que supone un coste de 700 millones de dólares.

La petición fue hecha por el ministro jordano de Planificación y Cooperación Internacional, Yaafer Hasan, y el titular de Información, Samih Maayta, en una rueda de prensa, a la que asistió el representante en Ammán del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Andrew Harper.

Hasan consideró que su país necesita unos 700.000 millones de dólares para acoger a 177.000 refugiados sirios dentro y fuera en campo de Zaatari, en la provincia de Mafraq, en el norte del país.

El ministro destacó que la cifra incluye 200.000 millones para construir nuevas infraestructuras y suplir las necesidades sanitarias, de agua, energía y educativas de los refugiados.

"El Gobierno jordano no es capaz de hacer frente por más tiempo los costes crecientes derivados de la llegada de refugiados sirios, dadas las difíciles circunstancias económicas y financieras del país y las medidas de austeridad que se han comenzado a aplicar recientemente", indicó Hasan.

El responsable jordano subrayó que el número de ciudadanos sirios que cruzan la frontera con Jordania ha aumentado a más de 1.500 diarios durante las últimas semanas, en comparación con los 600 que llegaban de media en meses precedentes.

"Unos 26.000 sirios han sido transferidos al campo de Zaatari desde su apertura hace cinco semanas, mientras que 60.000 se han registrado ya en las oficinas de ACNUR para pedir ayuda", agregó.

Hasan señaló que las autoridades jordanas están en una "contrarreloj" para mejorar las instalaciones en Zaatari con el objetivo de que pueda acoger a 80.000 refugiados, lo que supone un desembolso de unos 150 millones de dólares, que se sumarían a los 16 millones mensuales necesarios para su mantenimiento.

El martes pasado, 26 policías jordanos resultaron heridos en choques con refugiados sirios en Zaatari, que protestaban por las malas condiciones de vida en el campamento.

Por su parte, Maayta instó al mundo y a las organizaciones internacionales y regionales a que apoyen a Jordania "para que continúe ofreciendo servicios a los refugiados sirios".

"Jordania no intervendrá en los asuntos internos de Siria -aseguró-. Lo que necesitamos es enviar un mensaje al mundo sobre la carga financiera que supone acoger a los refugiados sirios, que somos incapaces de asumirla".

En la última semana, las autoridades del reino hachemita han alertado del aumento de los refugiados sirios en su territorio y han pedido ayuda a la comunidad internacional.

El pasado día 28, el Gobierno de Amman anunció que planea abrir un nuevo campamento en el norte del país, con la financiación de Emiratos Árabes Unidos, para acoger a miles de sirios.

FUENTE: Agencia EFE