AFP

Virgin Australia anunció el martes que se declara voluntariamente en suspensión de pagos, convirtiéndose así en la primera aerolínea importante que colapsa por el impacto de la epidemia de coronavirus.