Desempleo en EEUU continúa en niveles históricamente altos

AP

El número de estadounidenses que busca ayuda por desempleo aumentó la semana pasada a 898,000, una cifra históricamente alta que evidencia que los despidos siguen siendo un obstáculo para la recuperación económica de una recesión pandémica que estalló hace siete meses.

El reporte del jueves del Departamento del Trabajo muestra que el mercado laboral continúa frágil y coincide con otras cifras recientes que han indicado una desaceleración en las contrataciones. La economía aún debe recuperar 10.7 millones de los 22 millones de empleos que se perdieron cuando la pandemia azotó a principios de primavera.

Publicidad

El sitio de búsqueda de empleos Indeed informó que su publicación de ofertas no sufrió cambios la semana pasada, manteniéndose aproximadamente 17% debajo de los niveles del año pasado. La mayoría de los empleadores sigue sin sentir la confianza suficiente en sus negocios o en el panorama de la economía como para redoblar las contrataciones. Las ofertas de empleo habían repuntado continuamente durante el verano, pero la recuperación ha disminuido en los últimos dos meses.

La recesión ha afectado desproporcionalmente más a los negocios de servicios en persona, en especial restaurantes, hoteles, compañías de viajes y sedes de entretenimiento. El daño a esas empresas ha dejado millones de desempleados, quizá por un largo periodo hasta que finalmente sean recontratados o busquen una nueva profesión.

Según el reporte publicado el jueves por el gobierno, el número de personas que sigue recibiendo ayuda económica por desempleo bajó en 1.2 millones, a 10 millones. El declive subraya que muchos de los desempleados están siendo recontratados por sus previos empleadores, pero además refleja la posibilidad de que incluso más gente podría estar agotando las ayudas estatales habituales —que usualmente vencen luego de seis meses— y han hecho la transición a los programas ampliados de beneficios que duran tres meses más.

Los programas alargados de ayuda fueron establecidos por el paquete de ayuda económica que el Congreso promulgó en la primavera.

De hecho, el número de personas que recibieron los beneficios ampliados a finales de septiembre, los datos más recientes disponibles, se disparó en 800,000 para llegar a 2.8 millones.

Publicidad