Música, alegría y un centenar de aplausos fue parte del cierre del Festival de Jazz de Panamá este sábado el cual se extendió hasta altas horas de la noche.