Espectáculo Famosos -  11 de abril 2014 - 10:36hs

Andrew Garfield 'agradece' haber sido acosado en el colegio

El actor Andrew Garfield ha admitido en varias ocasiones que interpretar el papel de Peter Parker -el alter ego del superhéroe Spiderman- siempre fue un sueño para él ya que de pequeño sufrió el mismo acoso físico y emocional que el personaje del cómic en su colegio de Surrey (Inglaterra); una difícil experiencia que está convencido que le ha ayudado a alcanzar el éxito profesional del que disfruta ahora."Me gusta confesar que estoy agradecido al acosador de mi colegio porque sin él no habría llegado a donde estoy hoy en día. Creía que [ser sensible] era una debilidad, pero ahora me doy cuenta de que esa sensibilidad puede aportarte una gran fortaleza. Hoy en día abrazo plenamente mi sensibilidad", explicó al periódico Daily Mail.Pese a contar con una carrera meteórica a sus espaldas, el actor no olvida los difíciles momentos que tuvo que vivir por culpa del acoso al que le sometieron algunos de sus compañeros porque era un "niño delgaducho y emotivo" y que le llevó a refugiarse en los tebeos.

"Fue una experiencia que te define y que jamás puedes olvidar. No he olvidado a las personas que me acosaban, pero no voy a dar sus nombres para avergonzarles. Ahora sé que sucede en todos los lugares, también entiendo qué es lo que mueve a un acosador. Ellos también han sido acosados antes", añadió.Aunque para Andrew la traumática experiencia forma parte de su pasado, intenta involucrarse todo lo posible en proyectos para luchar contra el acoso escolar y una de sus mayores preocupaciones al respecto es el hostigamiento a través de internet: "Solo espero que los padres sean conscientes de a qué tienen acceso sus hijos a través de la red".En la actualidad, la estrella se encuentra inmersa en la promoción de la nueva entrega de 'The Amazing Spiderman: El poder de Electro', y asegura que la gente continúa sin reconocerle en su vida diaria."No me reconocen muy a menudo, algo que aprecio mucho en esta época marcada por la obsesión con la fama. Es de locos", concluyó.

FUENTE: ShowBiz