EEUU Famosos -  5 de abril 2017 - 11:15hs

Mel B acusa a su exmarido de impedir a Eddie Murphy visitar a su hija en común

El polémico proceso de divorcio de la cantante Mel B y su exmarido Stephen Belafonte continúa arrojando poco a poco nuevos detalles sobre el supuesto calvario que habría soportado la excomponente de las Spice Girls durante sus diez años de matrimonio.En los documentos legales presentados por la intérprete para obtener la orden de alejamiento que un juez impuso a su ex este mismo lunes, Melanie detalla cómo Stephen perjudicó a propósito la relación de su hija Angel (10) con su padre biológico, Eddie Murphy.

Siempre según el testimonio de la cantante, en febrero de 2017 su exmarido le robó el teléfono móvil para enviar un mensaje -cuyo contenido se desconoce- a Murphy haciéndose pasar por ella en el que cancelaba el encuentro entre padre e hija, sin importarle que la pequeña apenas hubiese mantenido relación con el humorista desde su nacimiento.

En respuesta, Eddie Murphy -que solo reconoció a su hija tras realizar una prueba de paternidad- decidió posponer la reunión con Angel, quien ha sido criada por su madre y su ya exmarido. De hecho, Stephen publicó a principios de esta semana en su Instagram una felicitación de cumpleaños adelantada para la niña, en la que se refiere a ella como su "preciosa hija".

Melanie ha acusado a su marido de maltratarla física y psicológicamente durante su unión, forzarla a mantener relaciones sexuales con otras mujeres y amenazarla con hacer públicos varios vídeos sexuales suyos para impedirle que le abandonara.

La dramática situación que vivía la artista en la intimidad de su hogar no pasaba desapercibida para sus más allegados, incluidos sus compañeros de jurado en la edición británica del concurso 'The X Factor' y el productor del formato Simon Cowell, quienes llegaron a presentarle a varios abogados especializados en divorcios para empujarla a terminar su matrimonio.

Sin embargo, la ex Spice Girl les habría suplicado que guardaran silencio al temer por su vida y la de todo aquel que se atreviera a denunciar a Stephen.

FUENTE: Showbiz