Tyra Banks

Showbiz

Habiendo sido una de las modelos más demandadas en los años noventa, Tyra Banks podría ofrecerle una guía impagable a su hijo York (1) -fruto de su relación con el noruego Erika Esla- en el caso de que este decidiera algún día seguir los pasos de su famosa madre en la industria de la moda. Es más, la guapa maniquí apoyaría sin ningún tipo de reserva a su retoño si sus aspiraciones profesionales pasaran por conquistar las pasarelas, aunque también se encargaría de recordarle que difícilmente podría llegar a obtener el mismo reconocimiento y las mismas compensaciones económicas que sus compañeras de profesión.

"Yo le diría: 'Cariño, claro que puedes ser modelo. Puedes hacer todo aquello que te propongas'. Desgraciadamente para los hombres que se dedican a ese mundo, ni su éxito ni su sueldo llegan a ser los mismos que los que yo conseguí en su momento. Hay una enorme disparidad en ese sentido", reveló al portal ET Online.

Publicidad

Curiosamente, el discurso de la estrella de la televisión sería radicalmente diferente si su retoño fuera una niña. Al haber experimentado en primera persona lo que significa dedicarse a una profesión tan competitiva y que exige unos estándares de belleza muy estrictos -y en ocasiones poco saludables-, Tyra sufriría sabiendo que su pequeña estaría sometida a esa presión.

"Al mismo tiempo, si tuviera una niña que quisiera ser modelo... Dios mío, sería muy difícil. No me gustaría que, de tener una hija, ella quisiera ser modelo. Gracias a Dios que tengo un niño", reconoció al citado medio.

Aunque en los últimos años ha estado volcada en el programa 'America's Next Top Model' -donde ejerce de mentora de aquellos chicos y chicas que aspiran a ser futuras estrellas de la pasarela-, lo que le ha obligado a aparcar su propia carrera en la moda, la también actriz considera que las trayectorias profesionales de las modelos no deberían terminar cuando comienzan a salirles las primeras arrugas.

"Que le den a los números. Hay que olvidarse de la edad. No importa cuántos años tienes ni cómo de viejo parezcas. Así que si tienes 42 años pero parece que tienes 27, pues entonces deberías ser imagen de productos enfocados a un público de 27. Y cuando ya parezca que tienes 42, hay muchísimas mujeres de la misma edad que quieren admirar a alguien que luzca como ellas. Pienso que es un trabajo que tendría que durar para siempre, pero por el momento eso no es el caso", aseguró contundente.

Publicidad