EEUU Famosos -  30 de mayo 2018 - 10:53hs

Hugh Jackman quiere prohibir que las audiciones tengan lugar en "habitaciones privadas"

El actor Hugh Jackman está convencido de que la industria del cine debería, entre otras muchas medidas para prevenir el acoso sexual y el abuso de poder contra las mujeres, prohibir taxativamente que los procesos de casting tengan lugar en "habitaciones" privadas que garanticen la total opacidad de lo que acontezca en su interior, ya que en primer lugar esas estancias no constituyen un entorno apropiado para actividades de corte profesional.

"Las audiciones jamás deberían tener lugar en una habitación de hotel sin la presencia de terceros, y nunca deberían celebrarse en un dormitorio privado, porque en esencia eso es lo que se conoce como habitación de hotel. ¿Qué sentido tiene que se hagan en ese tipo de sitios?", ha explicado el artista australiano en conversación con la revista GQ para expresar, a continuación, su esperanza de que movimientos como 'Me Too' contribuyan precisamente a que se implementen transformaciones de calado en la cultura laboral de Hollywood.

"De verdad siento que esta movilización a la que estamos asistiendo [en defensa de los derechos y la dignidad de las mujeres] tiene el potencial necesario para que las cosas cambien a mejor", ha asegurado el intérprete de 49 años en la misma entrevista.

Las declaraciones del afamado actor, casado desde hace más de dos décadas con la también intérprete Deborra-Lee Furness, habrán sido muy bien recibidas por todas aquellas figuras del sector, como Jessica Chastain, que recientemente animaban a sus compañeros masculinos a pronunciarse con más frecuencia sobre los efectos tan negativos que, también para ellos, se deprenden de todas aquellas convenciones sociales de naturaleza machista.

"Creo que los hombres también sufren mucho por culpa de las circunstancias en las que vivimos. A nivel mundial, existen más casos de suicidios entre los hombres que entre las mujeres, y nadie parece hablar de ello. Eso está definitivamente ligado a la idea de que los hombres fuertes no deben mostrar sus sentimientos, tienen que ser ambiciosos y nunca vulnerables", reflexionaba la estadounidense hace unas semanas.