Jussie Smollett

Showbiz

El actor Jussie Smollett ya ha sido puesto en libertad tras entregarse voluntariamente a las autoridades este jueves de madrugada al ser informado de que había sido acusado de orquestar la agresión homófoba y racista de la que sostiene haber sido víctima el pasado 29 de enero mientras se encontraba en la ciudad de Chicago y presentar una denuncia falsa.

En la vista que tuvo lugar ayer por la tarde se fijó una fianza de cien mil dólares, de la que ha adelantado diez mil, después de que sus abogados aseguraran que no existía riesgo de fuga y se apoyaran en su trabajo humanitario para apoyar su petición de que no fuera trasladado a prisión.Esa misma noche se difundió un comunicado público en nombre del artista en el que este mantiene su inocencia y afirma sentirse traicionado por un sistema legal que ha ignorado por completo su presunción de inocencia.

Publicidad

"Hoy hemos presenciado un espectáculo organizado por las autoridades que no debería tolerarse en el sistema legal americano. La presunción de inocencia, un pilar clave en la búsqueda de la justicia, ha sido pisoteado a expensas del señor Smollett y, notablemente, en vísperas de una elección a la alcaldía", apuntan los representantes legales del intérprete haciendo referencia a la campaña electoral para convertirse en el próximo alcalde de Chicago que se desarrolla estos días y que concluirá el próximo 26 de febrero con la jornada electoral.

"El señor Smollett es un joven de una personalidad e integridad impecables, que defiende vehemente y solemnemente su inocencia y que se siente traicionado por un sistema que al parecer quiere ignorar el debido proceso y pasar directamente a la condena".

Sus declaraciones hacen referencia directa a la rueda de prensa en la que la policía de Chicago informó ayer del resultado de la investigación llevada a cabo en torno al presunto crimen de odio del que había sido víctima Jussie Smollett, en la que en un principio fue considerado como una víctima para pasar a convertirse en sospechoso cuando dos de los detenidos en relación con el caso revelaron que les había contratado para que se hicieran pasar por simpatizantes del movimiento MAGA [el eslogan 'Make America Great Again', popularizado por el presidente Trump] y fingieran propinarle una paliza.

En su comparecencia, el superintendente Eddie Johnson aseguró que el protagonista de la serie 'Empire' había organizado toda esa pantomima -incluida la carta con amenazas de muerte que había recibido días antes en los estudios de la Fox- para elevar su perfil mediático porque no estaba contento con su salario.

El mismo jueves Jussie Smollett acudió a rodar la ficción televisiva junto a sus compañeros de reparto, con quienes según se hacen eco varios medios mantuvo una reunión previa durante la que habría insistido una vez más en que él no tuvo papel alguno en el ataque."Quiero decir que lo siento y, me conocéis, yo jamás os haría algo así, sois mi familia: Lo juro por Dios, yo no lo hice", les habría prometido según un testigo presencial.

Publicidad