AFP

El pálido rostro de un retoño de dos días durmiendo en brazos de su padre es lo único que los británicos pudieron entrever el miércoles del bebé de Enrique y Meghan, quienes no anunciaron el nombre del nuevo miembro de la familia real británica.