Rob Kardashian en una foto de archivo

SHOWBIZ

Año nuevo, vida nueva: ese es el lema que Rob Kardashian se ha propuesto abrazar de cara a este 2020 que acaba de comenzar. En los últimos años el único hermano varón de las Kardashians, que se ha labrado una carrera principalmente como diseñador de calcetines, ha sufrido importantes cambios de peso derivados de sus problemas de salud y de un estilo de vida sedentario que le han llevado a abandonar el reality de su familia y reducir casi por completo sus apariciones públicas.

Gracias a los vídeos que sus hermanas mayores compartieron el pasado noviembre en Instagram y en los que él aparecía de refilón -por el momento continúa vetado en esa plataforma por publicar en 2017 unas imágenes comprometedoras de su ex Blac Chyna-, sus fans pudieron comprobar que lucía una silueta mucho más esbelta, pero parece que el período festivo le han empujado a retomar viejos hábitos poco recomendables.

Publicidad

Según ha podido saber el portal People, ahora se estaría planteando ingresar en un campamento especializado en enseñar a sus participantes a comer sano y hacer ejercicio para perder los kilos que le sobran de forma saludable.

En su caso, se trataría sobre todo de una cuestión de alimentación y su intención pasa por seguir el ejemplo del resto de sus seres queridos, que cuidan al máximo lo que comen y son asiduos al gimnasio.

Publicidad