Ashley Graham en la última foto que ha compartido de su posparto

SHOWBIZ

La obsesión por la rapidez con que se recuperan las modelos tras dar a luz ha alcanzado tales niveles en los últimos años que en la esfera virtual se pueden encontrar incluso listas de las estrellas de la pasarela que han vuelto a desfilar con más rapidez después de dar la bienvenida a sus retoños.

Sin embargo, Ashley Graham se ha propuesto mostrar una imagen más realista del posparto en su cuenta de Instagram con las publicaciones que ha venido compartiendo desde que diera la bienvenida a su primer hijo en enero.

Publicidad

Fiel a su costumbre de desafiar los cánones establecidos de la industria que la ha convertido en una de sus figuras más mediáticas, la mamá primeriza no se ha cortado en las últimas semanas a la hora de hablar del uso de pañales y ropa interior desechable, entre otras cosas, mientras ella misma va descubriendo cómo navegar esta nueva etapa de su vida tanto física como emocionalmente.

Ahora le ha tocado el turno a las temidas estrías. Aunque en el pasado Ashley siempre había renegado del Photoshop para disimular cualquier "defecto" que la haga, en resumen, humana, en la última foto que ha subido a su plataforma ha ido un paso más allá para mostrar las marcas de un tono violáceo que aún tiene en la barriga.

"La misma 'yo', unas cuantas historias nuevas", ha escrito para ilustrar el selfie en el que posa desnuda y cubriéndose el pecho con el brazo.

Publicidad