Irene Rosales y Kiko Rivera en una foto de Instagram

SHOWBIZ

Tras un año muy duro para Irene Rosales, marcado en un primer momento por la muerte de su querida madre y posteriormente por los problemas económicos que ha sufrido su marido, Kiko Rivera, en el marco de la actual pandemia del coronavirus, la modelo ha vuelto a sonreír y a bromear en sus redes sociales gracias al entretenido cuestionario al que le han sometido sus seguidores de Instagram.

Durante su extensa conversación con los internautas, la también colaboradora televisiva ha revelado, por ejemplo, que para celebrar su reciente aniversario de boda con el hijo de Isabel Pantoja, quienes llevan ya cuatro años casados y tienen en común a las adorables Ana y Carlota, ambos optaron por una velada muy íntima y relajante en su hogar: con una cena compuesta de embutidos y vino y el visionado posterior de una película española.

Publicidad

Ha sido en ese contexto cuando uno de sus fans le ha preguntado directamente a Irene sobre el secreto de su sólido matrimonio con el productor y DJ, una cuestión que ella ha despachado rápidamente y echando mano de su conocido sentido del humor. "Aguantarnos", ha bromeado la también concursante de programas de telerrealidad.

Asimismo, Irene ha ejercido de portavoz del matrimonio para celebrar abiertamente el regreso a España del primogénito de Kiko, Francisco. El niño de 7 años residía en Inglaterra junto a su madre, la modelo Jessica Bueno, y el marido de esta, el jugador de fútbol Jota Peleteiro, quien acaba de fichar por el Deportivo Alavés.

"Kiko nunca ha tenido problema para verlo, lo que pasa que es verdad que viajar a Londres, y ahora con esta situación, es mucho más difícil. Pero ahora sí está en España y siempre se puede coger el coche para verlo", ha explicado Irene sobre las facilidades que tiene ahora Kiko para estar cerca de su añorado hijo.

Publicidad