FÚTBOL Fútbol - 

Último ensayo del Barça contra el Roma antes de la Supercopa de Europa

El Barcelona 2015-16 se estrena ante su afición en la quincuagésima edición del Trofeo Joan Gamper, en la que tendrá como rival al Roma, y que será el último ensayo de los azulgranas antes de afrontar las competiciones oficiales.

Será sólo seis días antes de la Supercopa de Europa ante el Sevilla y también la oportunidad para dejar un buen sabor de boca a los aficionados que mañana se den cita en el Camp Nou. El equipo debe demostrar que los títulos conseguidos la pasada temporada no son un espejismo, y que este grupo puede seguir aspirando a todo.

Para ello, Luis Enrique contará con la plantilla al completo, salvo con los lesionados Adriano, Douglas y Ardan Turan y con Aleix Vidal. Estos dos últimos no pueden jugar por la sanción de la FIFA que pesa sobre el club catalán.

En cualquier caso, será una buena oportunidad para comprobar el estado de forma de Leo Messi y Neymar. Incluso Claudio Bravo, el último en llegar, podría tener los primeros minutos de la temporada en la portería azulgrana.

Y aunque el técnico ha asegurado que está "centrado en aspectos de la pretemporada" y que entre las prioridades no está ahora mismo alinear un once pensando en la Supercopa de Europa, Luis Enrique sabe que no se trata de un simple amistoso.

Por un lado, el equipo está a las puertas de las dos Supercopas y del inicio de Liga, y por otro, el entrenador asturiano tendrá ganas de vencer al Roma, un equipo al que entrenó durante una temporada y del que dice guardar "un buen recuerdo", pese a que los resultados no fueron los esperados.

No será este el único reencuentro que se vivirá en el Camp Nou. El malí Seydou Keita, ahora en el Roma, que vivió los años de Pep Guardiola en el banquillo del conjunto catalán (entre 2008 y 2012) y fue uno de los jugadores que ganó catorce títulos de diecinueve posibles en ese periodo, volverá a la que entonces fue su casa.

No tan especial será esta visita al feudo culé para Iago Falqué, pues no llegó a jugar con el primer equipo, pero durante los siete años que pasó en el filial azulgrana (entre 2001 y 2008) coincidió con hombres como Sergio Busquets o Pedro Rodríguez, con los que mañana se reencontrará.

En este sentido, éste podría ser el último partido del canario en el Camp Nou, si finalmente acaba fichando por el Manchester United este verano.

Por su lado, el conjunto italiano llega como el subcampeón de la liga italiana por segundo año consecutivo y con ganas de demostrar que los resultados de las últimas campañas no han sido una casualidad. Parte de culpa la tiene su entrenador, Rudi García, que afronta su tercera temporada al frente del conjunto romano.

Además, el equipo de la capital italiana se ha reforzado con hombres como el delantero Seydou Doumbia o el portero Wojciech Szczesny, que llegan para reforzar un grupo con nombres como los de los defensas Ashley Cole y Maicon, los centrocampistas Miralem Pjanic y De Rossi, o el del veterano delantero Francesco Totti.

Con todo, será una gran oportunidad para el Barça para levantar el trofeo y culminar por todo lo alto el día de la fiesta del barcelonismo. Sólo así surgirán las buenas vibraciones antes del inicio de los partidos oficiales.

En esta nota: