Southampton anuncia acuerdo salarial con jugadores

AP

Southampton se convirtió el jueves en el primer club de la Liga Premier inglesa en anunciar un acuerdo con sus jugadores para diferir parte de sus salarios durante la pandemia de coronavirus.

Los jugadores y entrenadores del equipo de la costa sur no recibirán sus salarios completos durante abril, mayo y junio “para ayudar a proteger el futuro del club, el personal que trabaja en el mismo y la comunidad a la que servimos”, dijo Southampton.

Publicidad

El club indicó además que no colocará a sus empleados en el plan gubernamental de retención de empleos, que les permite a empresas colocar a trabajadores en licencia sin sueldo y recibir 80% de sus salarios del gobierno, hasta un máximo de 2.500 libras (3.000 dólares) por mes.

“Nuestros dueños han implementado medidas para garantizar que todo el personal que no difiere parte de sus salarios seguirá recibiendo 100% de sus pagas, de la forma normal, hasta el 30 de junio”, dijo el club. “Y cualquier decisión sobre el futuro más allá será tomada por adelantado, pero solamente cuando se conozca más información”.

Publicidad

Tottenham y Newcastle están entre los clubes en la Premier, la competencia de fútbol más acaudalada en el mundo, en haberse acogido al programa del gobierno británico para ayudar a negocios a sobrevivir los encierros causados por la pandemia.

En una reunión la semana pasada, los clubes de la Premier acordaron consultar con sus jugadores sobre reducciones y aplazamientos salariales equivalentes a 30% de sus salarios anuales.

El gremio de jugadores ha argumentado que reducir los salarios llevaría a la pérdida por el gobierno de más de 200 millones de libras (245 millones de dólares) en impuestos, lo que a su vez perjudicaría el Servicio Nacional de Salud.

El miércoles, los jugadores lanzaron una iniciativa colectiva llamada #PlayersTogether, en la que generaran fondos para el NHS y los distribuirá donde son necesitados con más urgencia durante la pandemia.

En una carta compartida en medios sociales por numerosos jugadores de la liga, especificaron que esas contribuciones eran “separadas de cualquier conversación de los clubes y la liga” sobre recortes de salarios.

La temporada de la Premier fue suspendida indefinidamente.

Publicidad

Publicidad