Rogelio "Gelo" Córdoba fue el encargado de desplazar el violín en la música típica popular y trasladarlas al acordeón.