Los casos más polémicos del nuevo gobierno son cantados al ritmo de los panapaisa.